La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha) informó que sus socios en Venezuela registraron casi 4 mil casos de desnutrición en niños y niñas a mediados de 2021. 

“Entre junio y julio, los socios reportaron haber atendido a 3.798 casos de desnutrición aguda moderada y severa en niños y niñas menores de cinco años en 23 estados”, indicó la agencia en su Informe de situación, actualizado este 13 de septiembre. 

La oficina también expresó que 982 mujeres embarazadas y 615 niñas, niños y adolescentes fueron tratados por bajo peso, mientras que otras 937 embarazadas y 981 niños menores de cinco años fueron diagnosticados y atendidos por anemia en 20 estados.

Ocha además denunció la falta de insumos nutricionales y de equipos médicos especializados, situación que limita la implementación adecuada de los proyectos de prevención y recuperación de la desnutrición.

También destacó la escasez de insumos para el manejo de casos de delgadez en niños mayores de 5 años, otro impedimento para el tratamiento. Para el abordaje de esos casos, según la agencia, se requiere la importación de supercereal para niños en edad escolar, la duplicación de la ración de alimentos nutritivos o proporcionar una merienda escolar de calidad.

Igualmente resaltó que la falta de gasolina se mantiene como otro obstáculo para la atención de los niños y niñas con desnutrición. 

“Entre los factores que generan desafíos está la falta de acceso continuo a combustible, lo que ha afectado, incluso, al traslado de casos de niños con desnutrición, referidos a centros de salud, para recibir el debido tratamiento”, dijo. 

PMA distribuye alimentos a 26.000 personas en su primer mes en Venezuela

Respuesta al COVID-19

Ocha también reportó un incremento de casos de COVID-19 en el país, con un promedio alrededor de mil casos diarios, e informó que persiste la necesidad de dotar con equipos de protección personal (EPP) a las trabajadoras y trabajadores de salud de primera línea, además de promover mecanismos de autocuidado. 

Acerca de la tasa de incidencia acumulada nacional, Ocha asegura que está en 1.145,4 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que algunos estados están sobre el promedio nacional como Vargas, Yaracuy, Apure, Nueva Esparta, así como Caracas y el Archipiélago Los Roques, que lidera la incidencia.

También destaca que se requiere apoyo para la introducción y despliegue de vacunas contra COVID-19, especialmente para la aplicación oportuna de la vacuna al personal de salud de primera línea y personas en mayor situación de vulnerabilidad.

Asimismo, llamó a reforzar la vigilancia de los brotes inusuales de enfermedades como influenza y neumonía grave e inmunoprevenible, ante las “severas repercusiones” sobre la población en medio de la pandemia.

El mejoramiento de las condiciones de agua, saneamiento e higiene y prevención para el control de infecciones en los hospitales es otra de las necesidades, según Ocha.

La agencia también indicó que la atención de la población con enfermedades no transmisibles es limitada y se mantiene la falta de medicamentos: “Hay desabastecimiento de medicamentos e insumos para su tratamiento que se ha agudizado por la pandemia”.

Vea el reporte completo aquí

Efecto Cocuyo