En los últimos 5 años, más de 1.5 millones de niños, niñas y adolescentes han cambiado los salones de clases por trabajar en medio de la crisis económica y social que persiste en Venezuela. Sus derechos son vulnerados por el Estado

María Alejandra Silva/Caleidoscopio Humano

(20-11-2022) Cada 20 de noviembre se celebra el Día Universal del Niño, también conocido como Día Mundial de la Infancia, esto con el objetivo de aplaudir los avances en derechos de los niños y niñas y, a su vez, continuar mostrando la situación que atraviesan los más desfavorecidos.  

La proclamación del Día del Niño, en 1954, coincide con el Aniversario de la Declaración Universal de Derechos del Niño, que se decretó en 1959. Además, se conmemora la aprobación de la Convención de los Derechos del Niño el día 20 de noviembre del año 1989.

La UNICEF explica que esta Convención, la más universal de los tratados internacionales, establece una serie de derechos para los niños y las niñas, incluidos los relativos a la vida, la salud y la educación, el derecho a jugar, a la vida familiar, a la protección frente a la violencia y la discriminación, y a que se escuchen sus opiniones. 

Leer también: Cáritas: tres niños fallecieron por desnutrición entre agosto y septiembre en Portuguesa

La campaña promovida este año por la Organización de Naciones Unidas (ONU), busca que los niños y niñas del mundo levanten la voz por un futuro más igualitario e inclusivo, que tenga en cuenta los temas que afectan a la infancia, desde el medio ambiente, hasta el racismo, pasando por la salud mental, la educación, el cambio climático. “Pidiendo a la sociedad en general, hacer algo por la inclusión de todos los niños y niñas del mundo”, señala el portal web de la ONU.

Situación de los niños y niñas en Venezuela

La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) 2022, realizada por la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), reveló que casi la mitad de niños y niñas de 3 a 5 años están excluidos de la educación inicial. 

“Casi la mitad de niños a niñas de esas edades no están contando con el apresto de la educación inicial. Vamos a tener generaciones que van a ir avanzando en su trayectoria con los déficits de antes y después de la pandemia”, señaló Anitza de Freitez, coordinadora del Proyecto Encovi y una de las voceras en la presentación de resultados.  

Por su parte, la ONG Humanium detalló que cerca del 40 % de la población venezolana vive por debajo del umbral de pobreza, por lo que muchos de los derechos del niño se encuentran en peligro a causa de esta pobreza y las repercusiones en su bienestar son múltiples. Los niños que viven en regiones rurales remotas, así como los niños indígenas, son los más afectados por este problema.

Agregando que “la policía venezolana no siempre protege a los niños a los que llega a conocer. De hecho, a menudo recurren a la violencia o a medios inadecuados para los niños que no siempre son conscientes de sus actos. La justicia también está muy cuestionada en Venezuela: la tortura, las ejecuciones extrajudiciales y las desapariciones forzadas son muy comunes. Los niños también sufren las condiciones deplorables de los detenidos, y a veces son sometidos a tratos inhumanos y degradantes”.

Leer también: El PAE, un programa que no alimenta

Por otra parte, la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) publicó, el jueves 13 de octubre, su último informe sobre la situación alimentaria de Venezuela, donde se detalla que 8.199 niños y niñas menores de 5 años de edad presentan desnutrición aguda entre enero y agosto de 2022.

De igual forma, el más reciente estudio de la organización no gubernamental HUM Venezuela reveló que 6,1 millones de niños, niñas y adolescentes no reciben alimentación escolar regular, suficiente y adecuada, mostrando que el Estado venezolano vulnera los derechos de los niños y niñas del país.

Por último, la UNICEF recuerda en este día que el Estado y todos los miembros de la sociedad civil desempeñan un papel clave en el bienestar de la infancia.