Los birretes no son una moda para los padres. Para muchos son una opción ante la prohibición de los paquetes graduación en los planteles públicos y privados.

Caracas. Para convertir el paso de grado de sus hijos en un acto ceremonial y atesorar ese momento en fotografías y videos, los padres y representantes en todas las modalidades educativas han acordado llevar birretes de foami, hechos en casa, que son permitidos por las autoridades de escuelas y liceos.

Después de dos años de pandemia de COVID-19, en los planteles públicos y privados se retomaron los actos de grado. Las ceremonias se realizaron bajo las medidas de bioseguridad, con la presencia de dos representantes por alumno.

Para los actos de este año los directivos de escuelas y liceos recibieron circulares con la prohibición de los paquetes de graduación y las caravanas de estudiantes, con amenazas de sanciones si no se cumplían esas solicitudes.

Estas prohibiciones están establecidas en el decreto 5287, del 10 de abril de 2007, y la Circular 42 del del Ministerio de Educación, el 26 de octubre 1993.

Decreto del Ministerio del Poder Popular para la Educación que prohíbe a los directores de planteles educativos. Artículo 20 del decreto 5287, de fecha 10 de abril de 2007, para planteles oficiales y privados adscritos a las zonas educativas a nivel nacional dictó las siguientes instrucciones:

Queda expresamente prohibido

  1. Permitir a empresas o a particulares la venta de paquetes de graduación.
  2. Permitir la participación de estudiantes en la realización de rifas, bonos u otros eventos con el propósito de recoger fondos para actos académicos de graduación.
  3. Permitir la participación de los (as) estudiantes en la recaudación de fondos para mejoras en la infraestructura de los planteles, adquisición de equipos y otros.

En vista de que en algunas instituciones no acataban estas medidas ministeriales, el gobierno de Nicolás Maduro ha insistido en el rechazo a los paquetes de promoción. Con la disposición se busca evitar la discriminación de estudiantes, pues no todos pueden pagar las togas, los birretes, las fotos y franelas.

Atrás quedaron las togas y birretes azules claro. En tiempos pasados los bachilleres asistían con sus “pintas” debajo de las togas. Sin embargo, en la actualidad los jóvenes van a sus actos de grado con el uniforme.

Para los padres los birretes no son una moda, sino un elemento que forma parte de la ceremonia de grado y así lo hicieron saber a las autoridades de la Unidad Educativa Colegio Arcángel San Miguel, en el sector La Torre de Carapita, parroquia Antímano, al suroeste Caracas.

La directora y fundadora del Colegio Arcángel San Miguel, Iraida Argüelles,  dijo que ante la prohibición de los paquetes de graduación, los padres y representantes se reunieron varias veces y decidieron regalar a sus hijos diplomas, birretes, medallas y estolas.

Este acuerdo quedó en un acta del plantel.  “Lo que hice como colegio fue firmarles el diploma.

Birretes
Un buen recuerdo

Pedro Huice, egresado del plantel, asumió la conducción del acto de grado el jueves, 21 de julio. En su discurso expresó su alegría porque, después de dos años de confinamiento por el nuevo coronavirus, se realizó la entrega de reconocimientos a los alumnos.

Se hizo el acto que es muy importante porque será un recuerdo bueno de la infancia en un momento tan malo como la pandemia. Este es el primer escalón, la iniciativa de un sueño que se construye a partir de las maestras y de los padres.

67 niños que cursaron estudios de educación inicial con las docentes Norma Girón, 21 alumnos ;  Isaidy Huice,  21 alumnos ;  y Marvis Zárraga, 25 alumnos; recibieron sus diplomas y medallas en el salón Santiago Arguelles Medina.

La emoción invadió a las estudiantes Valentina Ramírez, Jairelis Salazar e Isabella Guerrero Castillo, quienes  expresaron alegría por la actividad.

La maestra Norma Girón expresó alegría por retomarse las promociones presenciales. Está orgullosa del grupo de niños entre cinco y seis años de edad, que estaban motivados por el acto de reconocimiento.

La docente Girón entregó reconocimiento a representantes que la apoyaron durante el año académico de los alumnos: Karelis Castillo; Yusimary Márquez; Valeria González; Valeria Ramírez; Reina Tovar; Janeth Villarroel; Yrelis Ricauter; Scarleth Valdez; Marielis Pino; Yeyselyn Ramírez; Dayana Ramírez; Magaret Aparicio; Marianny Millán; Jaidimar Pimentel y Génesis Abraham.

Birretes
Representantes colaboradoras y personal de la institución.| Foto: Norma Rivas
Nueva etapa académica

La profesora Tayra Carao, coordinadora de Pastoral, dio unas palabras de agradecimiento a Dios y al Arcángel San Miguel por el camino recorrido y por el comienzo de una nueva etapa académica para los alumnos.

Yamira Aguilar, coordinadora pedagógica; Tibisay Navas, coordinadora de Inicial; y Edith Fuentes, coordinadora de Cultura, estuvieron en el reconocimiento de los alumnos.

Los padres y representantes se esmeraban en arreglar los birretes a los niños y niñas, de buscar el mejor ángulo para tomar fotografías y captar todos los momentos del acto de reconocimiento.

Birretes
Padres registraron en sus teléfonos cada momento del acto de sus hijos.| Foto: Norma Rivas

Para Adriana Díaz, madre del Elías Escobar, significó mucho el acto de promoción de los alumnos. Su hijo se va de la institución porque vive lejos. Díaz se mostró satisfecha, porque considera que su hijo lleva una buena base de conocimientos para iniciar su primer grado.

El sábado, 23 de julio, se realizará el acto de graduación de los 20 alumnos de sexto grado de la maestra Yudith Brito.

Crónica Uno