De acuerdo con la psicopedagoga Alma Caraballo en las escuelas deben promoverse valores como el respeto, empatía y la tolerancia, y crearse centros de autoayuda para ayudar en la prevención contra el suicidio.

Caracas. Frases como me quiero morir, no sirvo para nada, me quiero ir de este mundo, nadie me quiere, no me prestan atención, no deben desestimarse en los niños, niñas y adolescentes, según los expertos. Por ello, cultivar una buena comunicación con los hijos puede ser un punto clave para evitar situaciones de riesgo como el suicidio. 

La psicopedagoga Alma Caraballo consideró que estas circunstancias se pueden abordar a través de espacios de conversación. Hay que escuchar al adolescente o a los niños y niñas, prestarles mucha atención a sus necesidades, sin tomar por poco sus comentarios o incluso publicaciones que hacen a través de las redes sociales

Recomendó a los padres buscar asesoría profesional y aprender a desarrollar la inteligencia emocional.

“Si los padres tenemos las herramientas, podremos ayudar a nuestros hijos a descubrir el valor y el propósito de la vida. Ayudarlos a salir de cualquier confusión que puedan estar experimentando en cualquier momento de la vida, expresó Caraballo.

Caraballo alertó que durante la adolescencia los padres deben estar más atentos porque es una etapa de “mayor vulnerabilidad”.

Al año más de 703.000 personas se quitan la vida luego de varios intentos de suicidio, lo que equivale a una muerte cada 40 segundos, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En Venezuela, el informe anual de violencia autoinfligida de 2021 del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), indicó que se registraron 340 casos de presuntos suicidios en todo el territorio nacional. Mientras que en el 2020 se identificaron 306

De acuerdo con el OVV, los casos de muertes por suicidio en niños, niñas y adolescentes concentran 16,2 % del total de sucesos conocidos. Los adolescentes en conjunto con los jóvenes de 18 a 24 años de edad, ocupan el segundo puesto con 12,8 %, solo superado por los adultos (56.8 %). 

Suicidio por acoso escolar

Entre los casos más recientes de suicidio juvenil está el de Miguel Alejandro Silveira, estudiante con el síndrome de asperger. El adolescente, de 17 años de edad, se quitó la vida, el martes 1 de noviembre de 2022. 

El 4 de noviembre, Tarek William Saab, fiscal designado por la extinta Asamblea Nacional Constituyente, informó que Rina Infante, directora de la institución donde estudiaba Silveira, fue imputada por el delito de “inducción al suicidio”, tras burlarse del adolescente. 

Señales de alerta

La psicopedagoga Alma Caraballo y el psicólogo clínico Manuel Fariñas compartieron una serie de señales que pueden alertar a los padres, y otros familiares, ante una situación de riesgo por suicidio en niños, niñas y adolescentes: 

  1. Cambios repentinos en la conducta
  2. Irritabilidad 
  3. Cambios en los patrones de sueño
  4. Pérdida de apetito 
  5. Desaseo (especialmente en los adolescentes)
  6. Desmotivación y tristeza 
  7. Uso de lenguaje desalentador 

Fariñas señaló que estas señales no deben verse de forma aislada, sino de manera global, porque un niño o adolescente tenga uno de los compartimentos anteriores, no significa precisamente que tiene pensamientos suicidas.

Agregó que se debe aceptar y validar la idea que los niños y adolescentes se sientan tristes. Expuso que no se les debe culpar por tener ideas suicidas porque eso empeoraría el pronóstico. Al contrario, se debe conversar con ellos y buscar la manera de ayudarlos y entender el por qué de su frustración ante la vida.

Prevención desde las aulas

La psicopedagoga Alma Caraballo sugirió que es necesario crear conciencia sobre el tema de suicidio en las instituciones educativas en todos los grados: básico, media y diversificada, a través de las siguientes acciones:

  1. Promover valores de respeto, tolerancia y empatía 
  2. Crear grupos de autoayuda
  3. Promover el desarrollo de la inteligencia emocional 
  4. Promover el desarrollo y crecimiento personal 
  5. Promover los proyectos de vida y hacer el futuro algo más atractivo
  6. Crear departamentos de orientación que sirvan como puente entre los niños con sus padres y viceversa.
  7. Realizar charlas que llamen a la conciencia y a la reflexión

Los expertos recomiendan que los niños, niñas y adolescentes que tengan pensamientos suicidas, y sus padres tengan conocimiento de ello, deben recibir ayuda psicológica inmediatamente para evitar una tragedia.

Crónica Uno