Las elevadas tasas de homicidio, los desplazamientos forzados, los matrimonios y partos de adolescentes se sitúan aún como los mayores peligros para los niños en Latinoamérica, advirtió este martes Victoria Ward, directora regional de Save the Children para América Latina y el Caribe.

En una entrevista con Efe, Ward hizo un balance del informe global «Construyendo Una Vida Mejor de la Niñez 2019», en el que destacó la situación de Venezuela con respecto a la tasa de mortalidad infantil.

«Uno de los países que mas preocupa es Venezuela, donde la situación de mortalidad infantil aumentó 40%, y los homicidios empeoraron en 60% dentro de los 18 años que incluye el informe. Los datos actualizados de homicidio infantiles del Índice de Peligros para la Niñez muestran a Venezuela, Colombia, Honduras y El Salvador en el top cinco de países con las más altas tasa de homicidios infantiles en el mundo», señaló Ward.

Precisó que 29% de las muertes ocurre en la región latinoamericana, para al menos 25.000 víctimas al año.Trinidad y Tobago aumentó notoriamente su tasa de mortalidad infantil en los últimos años.

«Los registros de Latinoamérica han mejorado, pero los gobiernos de la región deben comprometerse con la mejora de los sistemas de salud y educativos para darle más oportunidades de crecer a los niños», indicó.

Se refirió también al problema de la migración en el continente, al asegurar que se incrementó en 80% y ha desmejorado la calidad de vida de los infantes. Además, los hace propenso a caer en la red de trata y tráfico de niños.

Sobre la lista de los índices de peligro para la niñez, destacó las labores de Cuba (53), Chile (55), Barbados (56), Bahamas (68) y Costa Rica (69), mientras que los países que tuvieron peor desempeño son El Salvador (124), Haití (129), Venezuela (131), Honduras (137) y Guatemala (147).

Sin embargo, rescató los progresos generales en el continente. »En estas dos décadas hubo un progreso enorme, sobre todo en los países que estaban más pobres, como Haití o Nicaragua, que han podido mejorar considerablemente: Si se pudo hacer eso sobre varios indicadores, tenemos mucho optimismo para asegurar que la niñez tenga una vida mas sana. Una de las cosas es invertir en sistema de salud y en educación, crear políticas públicas que protejan a la niñez y asegurar que hay inversión publica; eso es muy importante», expresó Ward.