4 de cada 10 venezolanos en Colombia son menores de edad. La ausencia de documentos válidos podría crearles barreras en el acceso a servicios básicos como salud y educación.

La migración impacta el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes (NNA), puesto que tienden a vivir en contextos de inestabilidad económica, desintegración familiar, y encuentran barreras que dificultan su acceso a la educación, como la documentación necesaria o los costos de matrícula y dotación. Todo esto provoca que los NNA presenten un alto grado de vulnerabilidad, dado que, corren el riesgo de estar en condiciones de pobreza, abandonar los estudios o participar en trabajo infantil en actividades inadecuadas para su edad.

El panorama de los NNA venezolanos en Colombia muestra que, a pesar del acceso que han recibido algunos de ellos a servicios como salud y educación, la cobertura continúa siendo baja, su situación de irregularidad puede estar afectando su proceso de integración.

Descargar (PDF, 4.43MB)