En las últimas 48 horas se han difundido en redes sociales comunicados e informaciones emitidas presuntamente por varios Consejos Municipales de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes. La información en todos los casos indica la prohibición de circulación y permanencia en las calles de niños, niñas y adolescentes con o sin la presencia de sus padres.

Asimismo, se advierte que el incumplimiento de estas medidas tendrá sanciones civiles y penales, conforme a lo previsto en el artículo 270 de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Lopnna). Lo manejan como delito de desacato a la autoridad.

Este tipo de mensajes no solo representa una violación a los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Además genera, de forma innecesaria, angustia y desorientación a madres, padres, cuidadores y familias. Quedan en un estado de vulnerabilidad.

Desde Cecodap reiteramos que los derechos y garantías de los niños, niñas y adolescentes solo pueden restringirse mediante una ley. Dicha restricción conforme a la legislación debe ser compatible con la protección de los derechos humanos de las personas.

Por esta razón ningún órgano administrativo que integre el Sistema de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes tiene competencia para restringir el derecho a la libre circulación que tienen los niños.

Realizar este tipo de comunicados incrementa los riegos de abusos, discriminación y arbitrariedades por parte de organismos de seguridad del Estado.

Comunicado de la Alcaldía de Guaicaipuro, estado Miranda
Comunicado de la Alcaldía de Guaicaipuro, estado Miranda. Tomado de su Instagram

Prevención no es limitación

En el contexto de emergencia sanitaria las autoridades adoptaron una medida de cuarentena el 15 de marzo. Se trataba de una estrategia para controlar la propagación de la COVID-19. La implementación de un distanciamiento social no significa una suspensión de los derechos ciudadanos.

La lógica de intervención en procesos de cuarentena y desde una perspectiva de derechos humanos es incrementar los esfuerzos de sensibilización, difusión, información y apoyo a las familias para que entiendan la importancia de las medidas adoptadas, especialmente para la protección de los niños, niñas y adolescentes.

Como organización insistimos que toda medida de cuarentena y aislamiento debe hacerse de forma segura, legal, respetuosa y racional a los derechos humanos. Es indispensable que se cumpla con las medidas sanitarias y de seguridad que han sido oficialmente informadas y frente a cualquier problema puedan acudir a las autoridades competentes para cualquier apoyo.

Cecodap